Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Secciones
Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio > Foro en las escuelas > Foros > A) Interrogantes Historicos. El Bicentenario de la Revolución de Mayo. > archive > 2009 > Agosto > 13 > 3. ¿Cuál fue el papel de Córdoba en la Revolución?
Weblog Archive
 

3. ¿Cuál fue el papel de Córdoba en la Revolución?

by Liliana Aguiar — last modified 13/08/2009 15:05

Sarmiento -en su obra el Facundo- sostiene que Córdoba estuvo en contra de la Revolución de mayo, dadas su conformación social conservadora, su educación clerical y hasta su ubicación geográfica. En cambio Julio Carri Pérez, expresa en su libro "Córdoba y la Revolución de Mayo" que la población de Córdoba, al negar el apoyo al grupo contrarevolucionario, formado por las autoridades españolas del momento, salvó la revolución. Discutamos estas posiciones para responder el interrogante.

Sarmiento en el Facundo sostiene:
      "Durante toda la revolución, Córdoba ha sido el asilo de los españoles, en todas las demás partes maltratados. Estaban allí como en casa. ¿Qué mella haría la revolución de 1810 en un pueblo educado por los jesuitas, y enclaustrado por la naturaleza, la educación y el arte? ¿Qué asidero encontrarían las ideas revolucionarias, hijas de Rousseau, Mably, Raynal y Voltaire, si por fortuna atravesaban la pampa para descender a la catacumba española, en aquellas inteligencias que, como su paseo, tenían una idea inmóvil en el centro, rodeado de un lago de aguas muertas, que estorbaba penetrar hasta ellas?
      La revolución de 1810 encontró en Córdoba un oído cerrado, al mismo tiempo que las provincias todas respondían a un tiempo: “a las armas! ¡a la libertad!”. En Córdoba empezó Liniers a levantar ejércitos para que fuesen a Buenos Aires a ajusticiar la revolución; a Córdoba mandó la Junta uno de los suyos y sus tropas a decapitar a la España. Córdoba, en fin, ofendida del ultraje, y esperando venganza y reparación, escribió con la mano docta de la Universidad y en el idioma del breviario y los comentadores, aquel célebre anagrama que señalaba al pasajero la tumba de los primeros realistas sacrificados en los altares de la Patria: CLAMOR.
     Ya lo veis, Córdoba protesta y clama al cielo contra la revolución de 1810."

 

(Domingo Faustino Sarmiento, Facundo, Civilización o Barbarie, Tomo 12, Biblioteca Ayacucho, Caracas, 1977.)
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En cambio Julio Carri Pérez sostiene que la opinión de Sarmiento es errada y da varias razones:
1. Que la reacción contra la revolución del 25 de mayo no fue un movimiento de Córdoba exclusivamente. Por el contrario, la resistencia a la Junta de Buenos Aires se levantó al mismo tiempo en todos los centros donde residían los más importantes funcionarios españoles: Córdoba, Salta, Montevideo, Paraguay, entre otros.
2. Además, en Córdoba, la organización del movimiento de contrarevolución se desarmaba día por día; cada se podía ver que muchos soldados habían desertado y escapado al monte o a la sierra. “A medida que se aproximaba las tropas de Buenos Aires, la resistencia de Córdoba se derretía como masa de nieve bajo los rayos del sol que sube.”
     Por lo tanto, sostiene que la actitud del pueblo de Córdoba, al negar todo apoyo a las autoridades españolas, salvó a la Revolución. Se pregunta ¿Qué hubiera pasado con la Primera Junta, si Córdoba hubiese respondido a esas autoridades y detenido, aun cuando sólo fuese durante algunos días, el avance de la expedición patriota? Considera que las posibilidades del realismo hubieran crecido fuertemente y, tal vez, hubiese muerto en Buenos Aires, el grito de libertad.


(Carri Pérez, Julio, “Córdoba y la Revolución de Mayo”, 1960,

Dirección General de Publicaciones de la UNC)

Acciones de Documento

comentario de Córdoba

Publicado por Usuario no registrado el 21:07
córdoba, fue revolucionaria históricamente. El legado de los jesuitas puede ser la misma explicación, sino preguntemosnos porque los borbones expulsaron a los jesuitas. Es decir, hasta que puntos los jesuitas eran tan conservadores si llegaron a ser la sombra de los mismos borbones. Córdoba históricamente ha sabido sortear varios obstáculos readtaándose a los nuevas circunstancias, porqué córdoba se amolda a la nueva política económica. Creo, que sin desmerecer la opinión de Sarmiento, si hoy viviera le diría Córdoba la mística y la de la reforma universitaria, la del cordobazo y la de las campanas. Contradictorio, pero al fin esta es córdoba

Córdoba revolucionaria o contrarevolucionaria?

Publicado por Usuario no registrado el 17:42
El 30 de Mayo, llego Lavín a Córdoba con el mensaje de Cisneros para el gobernador intendente Gutiérrez de la Concha y para el ex Virrey Liniers. En ese mensaje se decía lo resuelto por el cabildo porteño 5 días atrás, la oración de la Primera Junta de Gobierno. Al llegar el mensaje se convoco a una reunión con las personas más prestigiosas de Córdoba para analizar la delicada situación. Todos los reunidos apoyaban la autoridad del virrey Cisneros, excepto el Deán Funes, quien guardo silencio ante la opinión de seguir aceptando la autoridad hispana. Pocos días mas tarde, otros mensajes provenientes de Bs. As. motivaron a una nueva reunión. En ésta, las diferencias de los participantes llevaron a un fuerte entredicho entre Liniers y Funes, quien se retiro de la reunión proclamando que se debía aceptar a la Junta.
  Luego Funes, denuncio a la Primera Junta que el gobernador Gutiérrez y Liniers habían jurado al Consejo de Regencia, desconociendo su autoridad.
 Cuando la expedición que partió de Bs.As. hizo huir al gobernador Gutiérrez de la Concha y sus aliados, Funes logró reunir el Cabildo y hacer que reconociera la autoridad de la Primera Junta. Capturados los contrarrevolucionarios, convenció al general Francisco Ortiz de Ocampo de no fusilarlos, pero luego lo hicieron Castelli y Balcarce.
Así es, para mi, como Córdoba tomo un carácter revolucionario.

Juan Bollati, Escuela García Faure, 3ºA

córdoba

Publicado por Usuario no registrado el 20:39
me parece que este comentario es muy textual. Yo le preguntaría a Juan su opinión. Córdoba fue o no contra revolucionaria?, a pesar de que Córdoba fue conservadora y estaban instalados aquí los españoles, me parece que Córdoba actúo es desmedro de Bs As más que de los españoles. Qué opinas Juan?

Comentario

Publicado por Usuario no registrado el 20:32
si. mas que un caracter revolucionario, tuvo un caracter dual. Ya que parte de la poblacion decidio seguir aceptando la autoridad hispana y algunos, decidieron aceptar la autoridad de la primera junta.Aunque luego los porteños fusilaron a algunos contrarevolucionarios, practicamente obligandolos a aceptar la junta.
Juan Bollati

Comentario

Publicado por Usuario no registrado el 20:32
si. mas que un caracter revolucionario, tuvo un caracter dual. Ya que parte de la poblacion decidio seguir aceptando la autoridad hispana y algunos, decidieron aceptar la autoridad de la primera junta.Aunque luego los porteños fusilaron a algunos contrarevolucionarios, practicamente obligandolos a aceptar la junta.
Juan Bollati

comentario

Publicado por Usuario no registrado el 21:38
El papel desempañado por Córdoba frente a los acontecimientos de mayo fue, no diría contradictorio pero si dual. Por un lado las autoridades del momento manifiestan una clara política contrarrevolucionaria, que no sólo implicaba una postura realista sino también oponerse al centralismo porteño que decidió desde un cabildo derrocar un gobierno que abarcaba todo el virreinato.Pero no toda la sociedad acuerda con ello. Tampoco debemos olvidar que la mayoría de los ideólogos de la revolución se formaron en la Universidad de Córdoba y que nuestra intelectualidad defendía la soberanía popular en su vertiente española y cristiana enseñada por los jesiutas según la doctrina de Francisco Suárez, mucho antes que Rousseau publicara su Contrato Social.

Córdoba ante Buenos Aires

Publicado por Usuario no registrado el 16:23
    Lo que me es preciso resaltar es el carácter social-educacional que diferenciaba a Córdoba de las otras provincias, muy distinta en este aspecto a la realidad de Buenos Aires, causa de resentimiento y conflictos entre las ciudades, que evidenciaba el hecho de la inexistencia de una idea de nación (identidad), antes y después de la Revolución, cuyo sentido de pertenencia se limitaba a las mismas ciudades y/o provincias.
    Córdoba era cuna de doctores y sacerdotes, Buenos Aires, segun decían algunos, de "mercachifles". En la ciudad mediterránea dictaba clases la Universidad, cuya acción educativa formó a la gente y la libró de las cadenas de la ignorancia, le otorgó la libertad del saber, y la más valiosa de las independencias, la del pensamiento. También la hizo capaz de criticar las acciones de la ciudad puerto, que no se interesaron en el hecho de integrar las provincias en la participación en la conducción de este proyecto de conformación de un nuevo estado nacional, tomando las riendas del país, manejándolo a su antojo, según sus intereses, actitud egoísta que presagiaba el conflicto civil entre unitarios y federales.
    Este contraste social es causante directo o indirecto de los choques entre Buenos Aires y Córdoba. Ésta aparece en la historia nacional, casi siempre contada por la ciudad puerto, reducida a la "ciudad de las campanas" o la "Pompeya Americana", y figura como un ente antirrevolucionario, una piedra en el camino de la independencia, y es tildada de conservadora, como sin tener en cuenta que dos destacadísimos integrantes de la Primera Junta Provisional de Gobierno, Castelli y Paso, transitaron las aulas del Real Convitorio de Nuestra Señora de Monserrat en esta ciudad, "la docta".
    Años más tarde, Sarmiento diría... " Ya lo veis, Córdoba protesta y clama contra la recvolución de 1810." Ante esta sentencia, me preguntaría si se puede llamar "Córdoba" a un puñado de españoles, minoría, dejando de lado al resto de la gran población, encabezada por el grupo de los Funes, que poco a poco iba desarmando el movimiento de la Contrarrevolución, sin adherirse e impidiendo el avance y la consolidación de este movimiento opositor a ella.
    Entonces, yo no vería a Córdoba como la ciudad antirrevolucionaria, sino más bien, como la sociedad que tuvo la categoría y la autoridad pensante de criticar y hacer frente a las decisiones y posturas tomadas por la "hermana mayor", Buenos Aires.

Emiliano Raysis, 6º B, Colegio Nacional de Monserrat

Que papel jugo córdoba en la revolución de mayo

Publicado por Usuario no registrado el 19:18
El 28 de mayo de 1810 llega a Córdoba un enviado de Cisneros con noticias de lo ocurrido en el cabildo abierto del 22 de mayo, en el cual se decide la destitución del virrey Cisneros y que gobernaría un cuerpo colegiado, representando a la soberanía popular. Las personalidades más importantes de Córdoba, se reúnen en el cabildo para tratar el tema, y se decide no apoyar a Buenos Aires hasta que cayeran totalmente las autoridades españolas que nos gobernaban o hasta que todas las provincias estuvieran de acuerdo con Buenos Aires. El Deán Funes dijo que no convenía oponerse a Buenos Aires para no provocar una guerra civil, motivo por el cual fué expulsado de la ciudad.
La noticia de la decisión tomada el 25 de mayo acerca de la nueva forma de gobierno (se formó la primera junta provisional de gobierno) llegó a Córdoba recién el 4 de junio, acompañada de lo ocurrido entre el 22 y el 25 de mayo.
El 6 de junio se resolvió en el cabildo no reconocer las autoridades surgidas del 25 de mayo, manifestando que manaban sólo de la fuerza.
Los funcionarios españoles se oponen contra la revolución y se preparan para resistirla. En el interior, las autoridades de Córdoba, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca, La Paz, Paraguay y Montevideo, desconocieron el poder de la junta y organizaron movimientos contrarrevolucionarios.
Durante toda la revolución, Córdoba ha sido el asilo de los españoles, que en todas las demás partes eran maltratados. El centro más peligroso para la contrarrevolución era Córdoba, por la cantidad de españoles que la habitaban; por que en Córdoba habitaba un ex virrey (Liniers); por su posición estratégica, ya que al encontrarse sobre el camino real comunicaba a Buenos Aires con el Alto Perú, el norte y Cuyo, por lo que Córdoba podía dificultar el comercio interno de la capital del virreinato, y el externo con Chile; y por su cercanía con Buenos Aires.
Otro de los problemas del interior, era anterior a todo ésto, ya que también influía la falta de respeto que Buenos Aires le había dado al interior anteriormente, por ejemplo , el reparto no proporcional de las ganancias de la aduana. Lo que enojó al interior, no fué que no se lo haya tenido en cuenta en la revolución del 25 de mayo, sino más bien que Buenos Aires no haya tomado a los diputados que mandaron (reconocidos recién el 18 de diciembre) poniendo de excusa que había sido un error de secretaría, por lo que Mariano Moreno renunció indeclinablemente a su cargo de secretario, y Juan José Paso tuvo tentativas de renunciar, aunque terminó quedándose en su cargo de secretario de la Primera Junta.
En Córdoba, no todos estaban de acuerdo con la contrarrevolución, muchos tenían miedo de que España tomara represalias contra el virreinato, en el caso de que sus autoridades retomaran el poder.
Entre el 8 y el 20 de junio se expulsa de la ciudad de Cordoba a todos aquellos que estaban en contra de la contrarrevolución. Entonces, ¿qué influencia podía tener la revolución de 1810 en una ciudad educada por jesuitas, y donde los funcionarios más importantes eran españoles?. Mientras la mayoría de las provincias apoyaban la revolución, en Córdoba, la misma no encontró apoyo. Aquí Liniers comenzó a levantar ejércitos para que fueran a Buenos Aires a ajusticiar la revolución, el coronel Ayende (miembro del cabildo) logró reunir 1000 hombres armados con 14 cañones y 600 granadas de mano. La contrarrevolución en Córdoba, fué encabezada por Gutirerrez de la Concha y por Liniers.
La Contrarrevolución
La acción opositora en Córdoba, fué por múltiples factores, extraños al espíritu de la población. Los factores que más inquietaban a la Junta eran:
• La importancia de la ciudad, capital de una de las más bastas intendencias.
• Su posición geográfica, ya que conectaba a Buenos Aires con el norte, con el alto perú, con Cuyo, etc.
• La presencia de Liniers, enemigo temible por su capacidad militar y prestigio personal. El grupo de los Funes tenía una oposición audaz, minaba las autoridades y desprendía de la causa realista a los individuos más influyentes del clero, del foro y del comercio. La Junta quiso reducir a los contarrevolucionarios mediante oficios (carta pacíficas), al no lograrlo recurrieron a las armas y a los castigos. A medida que los soldados enviados por la Junta a Córdoba se acercaban, la resistencia de Córdoba iba cayendo. La medida más controvertida, fué el fusilamiento de contrarrevolucionarios de Córdoba, que tuvo lugar en la Primera Campaña que se hizo al Alto Perú, el cual fué aprobado por todos los miembros de la Junta menos por Alberdi (que era sacerdote). Para terminar con los movimientos contrarrevolucionarios se realizaron tres campañas militares.
La reacción cordobesa careció de apoyo popular. Cuando Liniers, consciente de la debilidad de su situación, resolvió retirarse hacia el norte para unirse con las tropas del Alto Perú, sus cuatrocientos hombres comenzaron a desertar en tal cantidad, que pronto dejaron de existir como fuerza organizada.
Hacia el 5 de agosto, mientras las fuerzas de Ortiz de Ocampo llegaban a la ciudad de Córdoba, sabedor Liniers de que Gonzalez Balcarce lo perseguía de cerca, resolvió disolver el grupo para burlar la persecución. Todo fué inútil, pues en la noche del 6 al 7 de agosto, todos, incluso el reconquistador de Buenos Aires, cayeron en poder de las fuerzas de la Junta.
Armesto, Maximiliano. 6to "B" Nº:1
Arriaga, Sofía. 6to "B" Nº:2

Córdoba en la Revolución de Mayo

Publicado por Usuario no registrado el 23:00

Córdoba tuvo un papel muy importante en la Revolución de Mayo de 1810.
Cuando se destituye al virrey Cisneros y deciden que hacer debido a los acontecimientos que sucedían en España, lo hacen los funcionarios de Buenos Aires, sin consultar a las demás provincias. Esto se debe a la falta de comunicación y tiempo, y cabe agregar que Buenos Aires se consideraba a si misma como la “hermana mayor”, por lo tanto le correspondía tomar decisiones.
Residiendo en Córdoba el ex virrey Liniers y numerosos españoles que no eran bien recibidos en Buenos Aires, organizan una contrarrevolución. Junto a Córdoba se agregaron ciudades como Potosí, Cochabamba, La Paz, Chuquisaca, Paraguay y Montevideo. Otra causa que tenía Córdoba y el interior era el fusilamiento que se había efectuado contra los contrarrevolucionarios en Cabeza de Tigre dirigido por la Junta y la mala distribución de los ingresos de la aduana.
La población no apoyo esta contrarrevolución, y las tropas que Liniers había juntado fueron desarmándose día a día.
Terminada la Semana de Mayo, se había dispuesto que cada provincia tuviera que mandar sus representantes a medida que fueran llegando. Esto no ocurrió. El Deán Funes que había sido elegido representante de Córdoba. Debido a que no integraron a los representantes, Deán Funes tuvo un importante papel ya que tuvo una disputa con Mariano Moreno, la cual ganó logrando que los integraran.
No hay que olvidar lo importante que era Córdoba, tanto como fuente de la educación como punto estratégico. Por eso a Buenos Aires no le convenía tener un enemigo como Córdoba.

Colegio Nacional de Monserrat, 6º B
Gomez Paola
Guerra Camila
Nieva Barbara

opinion sobre la cordoba revolucionaria!!!

Publicado por Usuario no registrado el 17:14
Haber....siendo objetivos! los funcionarios españoles, por lógica, han de ir en contra de la revolución, por diferentes aspectos que demás esta decir que beneficiaban al pueblo de España. Ahora!!! Que estos funcionarios ajenos a nuestra nación(en ese entonces virreinato) y con una política contrarrevolucionaria, hayan estado alojados en nuestra provincia, ¿significa q Córdoba haya estado en contra de la revolución? porque una minoría, compuesta por importantes personas de la sociedad de entonces, hayan tenido una mirada contrarrevolucionaria y hallan habitado Córdoba no significa que hallan impuesto los ideales del pueblo de esta provincia y no solo del pueblo sino también de diputados que tenían una idea independentista y que fortalecieron la idea de la revolución(como en el caso de Dean Funes). Es obvio que los españoles iban a defender los intereses de su pueblo. Pero recordemos q Córdoba no era un grupo de españoles importantes solamente. La opinión y el enteres de los vecinos de Córdoba también cuenta al momento de decir que fuimos una provincia contrarrevolucionaria; así como hoy todos luchamos porque Argentina gane un mundial de fútbol, en ese entonces había una mayoría de personas q luchaban y esperaban por un cambio de gobierno. Córdoba también formo parte de la revolución, ya sea desde los ideales de Funes como también cuando nuestra universidad formo a muchos de los diputados que integraron este movimiento revolucionario y q lucharon por un cambio de gobierno!!!
Gaston Britos
Melina Novillo
IPEM 175º “Padre Grenon”
6º “A” T. T

@ 2000, Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Cordoba

Todos los derechos reservados.

Sitio inscripto en la Direccion Nacional del Derecho de Autor Expediente 557560